domingo, 18 de febrero de 2018

EN PAZ Y ARMONÍA


 

El titular es llamativo: “Oleiros: la cúpula de Inditex se refugia en el feudo marxista leninista”[1]. Los dos primeros párrafos resumen bien el contenido:

“El ejecutivo más rutilante del IBEX 35. La dueña de una de las mayores fortunas del planeta. Y un constructor habitual de la lista Forbes. Todos empadronados en este pueblo, a tres kilómetros en línea recta del centro de A Coruña, gobernados por un partido marxista leninista que lleva tres décadas al frente del Ayuntamiento.
Bienvenidos a Oleiros, el municipio de mayor renta de Galicia 37.584 euros por habitante, el doble de la media de la comunidad según los datos de Hacienda , refugio de los lugartenientes del imperio Inditex, empezando por su presidente, Pablo Isla; y feudo político de Ángel García Seoane, Gelo, alcalde comunista y admirador de Fidel Castro”.

Como era de esperar, la gran mayoría de comentarios de los lectores son críticos: “Artículo impropio de un periódico progresista”, “amarillismo puro”, “Qué tufillo más raro tiene este artículo”, a lo que otro añade “Tufillo no, pestazo total”, que un último traduce al gallego “fede que apesta”. Otros alaban la gestión del alcalde y su partido recalcando, por ejemplo, que un municipio de 35.000 habitantes tenga tres auditorios[2]. Claro, hacer auditorios es fácil. En este caso basta con remodelar un cuartel desocupado, una fábrica de cervezas quebrada y lo que parece ser la casa de un indiano, pues tiene un ombú “milenario” en el patio... Lo difícil es ofrecer en ellos una programación interesante durante todo el año y lo cierto es que en la completa página del ayuntamiento no he conseguido información sobre su programación, pese a que la he buscado en apartados donde la prometían...  Por último, otros aleccionan a los utópicos sobre la realidad de ser izquierdista en el siglo XXI. Por ejemplo, uno pone como modelo de “comunista” a Teodulfo Lagunero (las comillas son suyas y creo que muy acertadas) y otro dice (transcribo tal cual escribe): “¿que pretende este articulo que el alcalde haga una comuna en el pueblo e implante el comunismo libertario? Un poco de seriedad, sabemos en que sistema vivimos y las leyes que tenemos”. Y no falta quien saca una conclusión magnífica: “El problema es que si se hace en España una política progresista automáticamente se convierte al municipio en un lugar con alta calidad de vida”, aunque la receta parece que no ha funcionado igual en Marinaleda...
En realidad el periodista se limita a confrontar hechos y guarda sus opiniones para mejor ocasión. Desde luego, existe la eterna discusión de por qué esos hechos y no otros, pero lo cierto es que no se le puede acusar de escribir mentiras. Lo que ocurre es que los datos que junta en su artículo gritan a voces una de las preguntas más incómodas de nuestro tiempo: ¿Qué es hoy ser “de izquierdas”?

¿Tiene ideología el urbanismo?
A la izquierda más valiosa del siglo XX le interesó mucho la cuestión del urbanismo, que rara vez es inocente. Sin ir más lejos, Guy Debord se ocupó de la destrucción de París en el capítulo IV de su Panegírico[3].  Porque París, como en otros muchos momentos, fue un ejemplo para el futuro. Cuando Napoleón III encargó al Barón Haussmann la remodelación de París le dejó claro uno de los objetivos: ensanchar suficientemente las calles del centro de la ciudad para que no fuera posible instalar barricadas en ellas[4]. Sin salir del distrito donde vivo, en el siglo XIX la hoy llamada calle Ferran, en el cambio de siglo la Via Laietana y en los tiempos de la Barcelona olímpica de Pasqual Maragall la Rambla del Raval, obedecían a esos mismos propósitos higiénicos.
El modelo urbanístico norteamericano es diferente al europeo por razones históricas, la más importante la inexistencia de murallas[5]. En las ciudades europeas vivir más allá de la protección de las murallas significaba exponerse a un buen montón de peligros, desde ser un objetivo fácil para cualquier enemigo hasta quedar a merced del contagio de la peste o las inundaciones. Los castillos, palacios y casas nobles se edificaban dentro de la ciudad y en altura.
 El resultado es que las ciudades europeas y estadounidenses obedecen a planteamientos prácticamente inversos. Si en la ciudad europea tradicional el centro era el lugar más codiciado desde siempre basta ver dónde están edificados los palacios e iglesias principales  , en Estados Unidos los que tienen recursos viven en los suburbios y el centro queda para los negros...
Sólo una vez derribadas las murallas por inútiles y planificados los ensanches, los ricos se van a vivir a las afueras. Primero los nuevos, que no tenían posesiones en el centro, y mucho más tarde los de toda la vida, pero sólo en el momento en que les resulta imposible mantener sus grandes casas porque precisamente el hecho de poseerlas marcaba la gran distancia entre los dos grupos.
¿Cuál es el modelo urbanístico de Oleiros?
El hábitat rural gallego es disperso por razones históricas relacionadas con la economía. Cuando la mayoría de la población vivía de la agricultura, Galicia (y en general la cornisa cantábrica) era lo que se conoce como una zona de baja presión demográfica, es decir, un territorio que podía alimentar a poca población, de ahí que sea un lugar con una larga historia de emigración. Sin embargo lo de Oleiros es excesivo hasta para Galicia. Basta consultar el callejero disponible en su página oficial para comprobarlo[6]. (Por cierto, su consulta también es interesante por otras razones. He contado un mínimo de 130 pistas de tenis, lo que dividido entre 35.000 habitantes resulta un índice considerable. Sobre las piscinas no me atrevo a dar cifras pues no están tan claramente señalizadas, pero si la mitad de las figuras regulares de color azul lo son, estaríamos en cifras escandalosas. Lo lógico sería que de aquí a poco tiempo los campeones de España de tenis y natación sean todos nacidos en Oleiros).
Las edificaciones se encuentran muy diseminadas y según la Wikipedia[7], “El transporte público de la localidad consiste en una red de autobuses tanto diurnos como nocturnos que la comunican con La Coruña y con otros ayuntamientos limítrofes. No obstante, la red de transporte público está infradimensionada para un ayuntamiento con más de 30.000 habitantes, por lo que el automóvil particular sigue siendo el medio de transporte predominante”. Ciertamente, una ciudad pensada para los coches no encaja mucho con la idea que tenía el urbanismo izquierdista tradicional[8].
El modelo de Oleiros no difiere en lo básico del de Pozuelo de Alarcón, Boadilla del Monte, Majadahonda o Las Rozas[9]. La pregunta interesante es ¿se trata de un modelo que se ha encontrado el “alcalde compañeiro Gelo” (como le definía un comentario) o, por el contrario, un modelo que él ha buscado expresamente?

El artículo apunta que lo cierto es que la clase muy alta de la zona había empezado a refugiarse en Oleiros a un paso de A Coruña, al abrigo de la ría y donde están las playas más salvajes mucho antes de que asomase por allí ningún resquicio de comunismo. El pueblo era ya un polo de atracción de fortunas cuando Amancio Ortega no era más que el propietario de una tienda de batas[10] y también “Oleiros juega un rol residencial para la burguesía del siglo XX y no hay más que ver aquellas casas modernistas preciosas. No se puede analizar el fenómeno hoy sin tener en cuenta la lucha de clases del XIX por el control del espacio, de la burguesía y la aristocracia”, apunta un urbanista que ha estudiado la evolución del pueblo y que prefiere no dar su nombre para no polemizar con el alcalde.
Casas de indianos y de veraneantes de la ciudad hay en toda la costa gallega, lo importante es saber en qué porcentaje. La Wikipedia dice que “Oleiros ha experimentado un notable crecimiento en los últimos 20 años, pasando de ser un municipio rural a un municipio residencial, donde habitan muchas de las familias con mayor poder socioeconómico de la provincia. Entre las causas que explican este auge destacan su proximidad a la ciudad de La Coruña, la política urbanística municipal, su entorno paisajístico y las buenas comunicaciones del municipio por autovía y autopista”. Así que la transformación es cosa de veinte años y la ha favorecido la política urbanística municipal... ya tenemos una pista, pues Gelo y su partido llevan treinta y dos años gobernando el municipio. Y Wikipedia ofrece otro dato que no parece casual: “El índice de autoctonía de Oleiros es el más bajo de Galicia: solo el 19’1% de los habitantes ha nacido en el municipio”. Lo que concuerda con los datos anteriores, ha llegado mucha gente en los últimos tiempos...
Atraídos por una idea que el alcalde compañeiro Gelo expone con toda crudeza cuando dice que “Toda la construcción de más de dos pisos y bajo, viene del franquismo”, el modelo ideal para atraer a los ricos, que no son muy dados a compartir su hábitat con la chusma.
Cuando los ricos encuentran a alguien tan dispuesto a reírles las gracias su ingenio multiplica los chistes, más que nada para que Gelo ría con ganas. Por ejemplo, bautizar Icaria a una urbanización donde los “chalés caros se anuncian a un millón de euros”[11].
¿Y qué dice Gelo al respecto? Al fin y al cabo no ha hecho más que cumplir su sueño... Pues nada que desentone. Que para él no son ricos, “ser rico es otra cosa, yo le llamo gente adinerada” y defiende que refugien su patrimonio en las SICAVS: “Una cosa es ser rica y otra ser tonto, ¿tú no lo harías?”
Puestos a sacar conclusiones, yo sacaría dos. Una es que la misma gente a veces es adinerada y a veces rica, sin que quede muy claro cuándo se es cada cosa. La segunda es que no hace falta ser rico para ser tonto.



Un vistazo al” rueiro”
Oleiros tiene calles dedicadas a Dolores Ibárruri (o sea, La Pasionaria) y a Enrique Líster. Quizá no sea casual, ambos eran grandes defensores de la propiedad privada en España. Líster fue el encargado de desmantelar a traición las colectividades anarquistas de Aragón con un empeño que no mostró cuando tenía enfrente a las tropas de Franco, cuando más bien se dedicaba a avanzar hacia atrás. Se jactaba públicamente de sus tretas y argumentaba que las colectivizaciones debían ser siempre voluntarias y contaba una historia maravillosa sobre los malvados anarquistas, que tenían guardados en un almacén los jamones que habían robado a los pobres campesinos y él había hecho que les devolvieran los jamones que fueran capaces de identificar como suyos (así, tal cual, como si lo hubiera leído en Tintín en el país de los soviets). Dolores remarcaba el hecho de que las colectivizaciones debían ser siempre voluntarias[12]. Sobre las colectivizaciones forzosas de Stalin, que costaron cientos de miles de muertos, no se oyó decir nada nunca a estos dos mamarrachos...
Echo una cosa en falta en el plano municipal: ¿qué tal dedicar una calle a Alejandro Lerroux?
No desentonaría ni con el nomenclátor del callejero ni con el presente de Oleiros...


[1] José Precedo: “Oleiros: la cúpula de Inditex se refugia en el feudo marxista leninista”, eldiario.es, 19/01/18. Las citas sin indicación de procedencia remiten al artículo. Un feudo es una concesión que un señor hace a un vasallo (que no un siervo) a cambio de fidelidad, un asunto tan importante como para dar nombre al feudalismo, una época que duró un milenio. En la jerga medievalista se conoce como el contrato sinalagmático clásico, donde sinalagmático significa recíproco porque sin pacto entre señor y vasallo no hay feudo que valga. El diccionario de la RAE en su última acepción da “Propiedad o bien exclusivo” pero sin indicar que posea un sentido figurado, así que parece una incorrección periodística más...
[2] 35.000 habitantes es la población censada en Teruel o Ibiza, aunque es evidente que Teruel e Ibiza no se parecen mucho en verano...
[3] Y recibió críticas por “reaccionario”, seguramente porque citaba el libro L’Assasinat de Paris del derechista Louis Chevalier. En esta época de jueces que dictan sentencias de 140 caracteres es necesario recordar una vez más que no es preciso ser gilipollas para ser de derechas. Hasta se puede ser sabio cuando uno habla de los temas que conoce, como era el caso de Chevalier, quizá la persona que haya estudiado más a fondo la historia de París.
[4] Haussmann también inauguró otra faceta del urbanismo moderno: la corrupción a gran escala.
[5] Nueva York es la gran excepción. Wall Street era la calle de la muralla, como indica su nombre.
[6] En realidad rueiro, pues la página sólo está escrita en gallego.
[7] La coincidencia exacta de frases en el artículo sobre Oleiros con otras que aparecen en artículos sobre el alcalde o su partido me da la impresión de que su redacción cuenta con la aprobación tácita del poder municipal.
[8] Una crítica a la preponderancia del automóvil puede leerse en la voz “Aberración” de la Encyclopédie des Nuisances, traducida al castellano en La sinrazón en las ciencias, los oficios y las artes, Muturreko burutazioak, Bilbao, (2000), pp. 61 68. En el mismo volumen aparece un análisis urbanístico similar al de Debord (“Abajo”, pp. 20 40) que incluye el interesante neologismo haussmanización.
[9] Pongo ejemplos madrileños. Los equivalentes barceloneses serían Sant Fruitós de Bages, Matadepera, Sant Just Desvern o Sant Cugat del Vallès, que también tiene alcaldía “roja”.
[10] Con tanto especialista en Historia Económica apuntado al INEM, ¿no habrá nadie que se dedique a investigar seriamente el origen y consolidación de la fortuna de Ortega? Sería un tema magnífico para una tesis doctoral.
[11] Si alguien no pilla el chiste puede consultar la voz “Icarianos” de la Wikipedia.
[12] En una película documental irrepetible: La vieja memoria, dirigida por Jaime Camino. Apenas enterrado Franco, Camino reunió a un número impresionante de figuras clave de ambos bandos de la República y la Guerra Civil y grabó entrevistas que hoy son un tesoro. Su punto de vista es en general neutro, se limita a confrontar los testimonios de unos y otros, pero a veces está claro que no puede más con las mentiras de alguno y lo muestra de forma sutil. Un ejemplo: Federica Montseny habla de las desavenencias que tuvo en sus encuentros con La Pasionaria y Pasionaria dice que jamás la conoció. En el siguiente fotograma aparecen las dos juntas hablando en imágenes de la época...

miércoles, 14 de febrero de 2018

Y AHÍ ESTÁN LAS HEMEROTECAS

Era la frase favorita de los tertulianos para adjudicarse la razón sobre algún acontecimiento del pasado cercano o remoto que no les apetecía precisar suficientemente. Hoy la han heredado sus hermanos pequeños, los que escriben comentarios a las noticias de los periódicos, herederos por la otra rama de los que escribían Cartas al Director.
No sé cómo será la situación en las redes sociales porque no tengo el gusto de conocerlas, pero lo que sí tengo claro es que su uso parece dispensar del deber de aportar prueba alguna a renglón seguido, al contrario de lo que voy a hacer aquí. He encontrado dos artículos, uno de hace casi tres años y otro muy reciente, que me apetece compartir con vosotros.
El primero apareció en el diario El Mundo el 31 de marzo del 2015 y reproduce una información transmitida por la agencia EFE[1]. [He puesto mucho empeño en transcribir la tipografía tal cual aparece, sobre todo las negritas. En cualquier caso, su importancia es secundaria. Los comentarios de mi cosecha aparecen entre corchetes, como este]


Ascienden a 15 los anarquistas detenidos e Interior dice que pretendían ‘sembrar el terror’
La Policía ha detenido hoy a 15 supuestos anarcoterroristas miembros de los Grupos Anarquistas Coordinados (GAC), algunos de los cuales prepararon, según los investigadores, atentados como los de la Catedral de la Almudena (Madrid) o la Basílica del Pilar (Zaragoza). [Está claro que los periodistas de hoy escriben “a oído”. Nunca olvidaré a aquel que definía al obispo de la Seu d’Urgell como “copríncipe epistolar de Andorra”. ¿Anarcoterrorista? ¿Han llamado alguna vez “Vascoterroristas” a los etarras o “marxistaleninistaterroristas” a los del GRAPO? No. ¿Entonces por qué a estos sí? Porque suena como narco y si hablamos del narcotráfico, la traslación es casi inmediata. Que, por cierto, existió un narcoterrorismo, cuando en Colombia se planteó en serio la posibilidad de extraditar a Estados Unidos a los narcotraficantes que hoy son héroes de una enorme masa de devoradores acríticos de ciertas series televisivas...]
Se trata de al menos tres mujeres y 11 hombres arrestados en la operación Piñata, desarrollada por la Comisaría General de Información y las Brigadas Provinciales de Información de Madrid, Barcelona, Palencia y Granada. [Hay que reparar en el dato: de 15 detenidos, se conoce el sexo de 14. El restante, ¿es un travestorro? ¿una machirula?]
Del total de detenciones, nueve se han practicado en Madrid, tres en Barcelona y dos en Palencia, mientras se han registrado más de veinte inmuebles, entre ellos los principales centros sociales anarco insurreccionalistas de la capital. [Esta nueva información ya me llena de inquietud. Porque si sumamos nueve madrileños, tres barceloneses y dos palentinos, el resultado sigue siendo catorce. Sigue faltando alguien que, aparte de no tener sexo definido, tampoco tiene ubicación.  Si a eso añadimos que los anarquistas no somos muy amigos de la propiedad y se han registrado más inmuebles que detenidos nada menos que veinte , el retrato robot de este Gran Jefe Anarco Insurreccionalista sólo puede ser una suma de lo peor de Fu Manchú, el Doctor No y Goldfinger y sólo así puede entenderse que la policía nos mantenga al margen de su existencia para que no se desate el pánico generalizado que seguiría al conocimiento público de la magnitud de su vileza]
Algunos de los anarquistas, según han indicado fuentes de la investigación, pudieron preparar el atentado el 7 de febrero del 2013 en la catedral madrileña de La Almudena.
También participaron en la colocación de otro artefacto en octubre de ese año en la Basílica del Pilar de Zaragoza.  [De estos dos atentados en realidad uno y medio , escribo más adelante]
Entre las acciones que se les atribuyen a algunos de los detenidos figuran un intento de acción para desestabilizar los actos de la proclamación del rey Felipe VI el pasado junio, así como cuatro ataques a otras sucursales bancarias. [¿Qué significa “un intento de acción para desestabilizar”? La fórmula me recuerda a aquel viejo chiste de “sé que usted cuando dice que no quiere decir quizá, y cuando dice quizá acaba diciendo sí”]
Las mismas fuentes han destacado que en la operación han caído los principales líderes de los GAC, tanto de su aparato político y de captación como de financiación, de propaganda y de acción directa.  [Si quitamos de enmedio el pequeño problema de que los GAC jamás han existido, estamos hablando de una organización terrorista de tres pares de pelotas. Con líderes de al menos cinco aparatos diferentes. Podría compararse sin desmerecer con la mayor organización armada de Europa que, como todo el mundo sabe, es Resistência Galega. Y el que no lo sepa, que busque en Wikipedia...]
Además de esas 14 detenciones, otras tantas personas han sido arrestadas durante los registros por resistencia a la autoridad.
El 7 de febrero de 2013, el denominado Comando insurreccional Mateo Morral asumió la colocación en la Catedral de la Almudena de un artefacto en una bolsa que no llegó a explotar. [Desde que se conoció el “comunicado” los anarquistas lo denunciaron. Simplemente apestaba. Era un engendro que quería parecer anarquista. Por poner un ejemplo, algo similar a cuando los secretas se visten de antisistemas para ir a espiar a las manifestaciones, siempre hay algo que no cuadra en su atuendo[2]... Desde luego, el hecho de que el artefacto no explotara gracias a la intervención providencial de la policía tampoco ayudaba. Si alguien conoce el secuestro de Aldo Moro, recuerda al Comunicado número 7. Y para los que no lo conozcan, aquí va un breve resumen: Las Brigadas Rojas habían secuestrado a Aldo Moro y emitían comunicados sobre el secuestro cuando les parecía oportuno. Hasta el 18 de de abril de 1978 habían hecho llegar seis. Ese día apareció uno, el séptimo, que anunciaba la ejecución de Moro y la localización de su cadáver en un lenguaje que quería parecer brigadista pero que no despistaba a nadie que supiera un poco. Según el comunicado apócrifo, las BBRR habían ejecutado a Moro y sumergido su cadáver en el Lago della Duchessa, un lago de origen glaciar alpino a casi dos mil metros de altitud.  Estúpido desde cualquier punto de vista que se adoptase y sin embargo, se organizó un despliegue enorme para buscarlo, pese al hecho de que la nieve que cubría las orillas se encontraba intacta. Pero lo ridículo de la situación no disuadió a nadie.Las propias Brigadas Rojas hicieron llegar a los medios el 20 de abril un comunicado que contenía una foto de Moro sosteniendo un ejemplar de La Repubblica del día 19. Si se tiene en cuenta que el secuestrado nunca salió de Roma, se puede evaluar hasta qué punto las BBRR pusieron en riesgo su infraestructura si se sabe que el comunicado se entregó en Génova, Milán y Turín. La intercepción de cualquiera de los mensajeros hubiera llevado inevitablemente al paradero de Moro, pero su afán por ganar la batalla de la imagen les llevó a vulnerar las normas de seguridad más elementales]

Meses después, el 2 de octubre, una bombona de camping gas junto al órgano de la Basílica del Pilar de Zaragoza causó importantes daños materiales pero ningún herido.
40 días después, la Policía detuvo a cinco personas, entre ellos los dos presuntos autores materiales: un hombre y una mujer chilenos.
[“daños materiales en los bancos de la vía sacra y desprendimiento de escayola del techo”[3]. Basta con haber visitado un par de iglesias construidas antes del Concilio Vaticano II para darse cuenta de que los órganos siempre se colocan en altura. Basta saber leer para deducir que los graves daños en los bancos procedían del impacto de los letales trozos de escayola desprendidos del techo...
El hombre y la mujer chilenos Mónica y Francisco , fueron condenados gracias a un software de identificación biométrica a partir de imágenes grabadas que aportó la Policía. Ese programa, desarrollado en Estados Unidos, no es admitido como prueba en ningún tribunal estadounidense. La cosa era tan escandalosa que acabaron por ofrecerles la excarcelación si aceptaban ser expulsados de España lo que, obviamente, no dudaron un segundo en aceptar...]
La operación, que continúa abierta, está coordinada por el Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional.
En los registros, han indicado las mismas fuentes, los agentes se han incautado de elementos para la fabricación de artefactos incendiarios, bombonas de camping gas, pequeñas cantidades de droga, balanzas de precisión para preparar los estupefacientes y dinero en efectivo.
[Esto ya es rebañar el fondo del caldero. Es una acusación tan indigente que ni siquiera se han atrevido a escribir “artefactos explosivos”, lo dejan en incendiarios, pese a que se les acusa de haber provocado explosiones... Para  provocar explosiones se precisa algo que explote pero ¿para provocar incendios? Para provocar incendios basta con la presencia de una botella vacía, que puede servir de recipiente, o un trapo de cocina que, impregnado de alguna sustancia inflamable, puede servir de mecha. Otra pregunta pertinente sería para qué necesitan las balanzas de precisión si las cantidades de droga son pequeñas, cualquiera diría que sólo se necesitan si las cantidades de droga son grandes... Pero claro, las balanzas de precisión se venden libremente en los comercios y sirven para muchos usos. Tengo un amigo cocinero que las utiliza cuando maneja picantes fuertes, de esos que hay que manipular con guantes para no tener un disgusto. En cuanto al dinero en efectivo, si me encuentran una moneda de un céntimo de euro en un pliegue del pantalón, nadie puede negar que llevo encima dinero en efectivo. ¿Por qué no publican la cantidad? Ya está respondido.]
A los detenidos, algunos de ellos integrantes del grupo radical anarquista Bloque Negro (Black Block) de Madrid, se les imputa pertenencia a organización criminal con fines terroristas y podrían pasar a disposición de la Audiencia Nacional el miércoles.
[Es la primera vez en mi vida que leo las siglas de un grupo español acompañadas de su traducción al inglés. No parece mala idea, pero sí algo complicada. Salvo el caso literal de Ciudadanos (Citizens), el resto es una selva. ¿Cómo traducir Partido Popular? ¿Popular Party? No parece muy adecuado, porque Popular en inglés tiene unas connotaciones de fama y aprecio ausentes de la palabra española. ¿People’s Party? Uf, suena demasiado a Corea del Norte. O a una juerga en Magaluf. Y para el PSOE lo mismo... ¿Work o Labour? Es que en este caso hay muchos grados de separación hacia la izquierda entre palabras aparentemente sinónimas.]

‘Sembrar el terror e imponer sus ideas’
Precisamente en Granada, una de las provincias donde se ha desarrollado la operación, ha estado el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, quien ha señalado que la operación Piñata continuaba abierta para evitar que el “terrorismo anarco se expanda”.
Ha recalcado que se trata de una operación más de la lucha contra “todos los tipos de terrorismo” realizada “con éxito” por agentes de la Policía Nacional, a los que Martínez ha felicitado.
El secretario de Estado ha explicado que en este caso se ha combatido a una organización que pretende “sembrar el terror en la población e imponer sus ideas”, y ha recalcado que la lucha contra cualquier tipo de terrorismo incluye también los de corte anarquista.
“La Policía Nacional no ha cesado en sus investigaciones, en una labor preventiva para evitar que este tipo de grupos tengan un crecimiento o expansión con operaciones como ésta”, ha apostillado.
[Aquí la palabra clave es preventiva, ya dijo el infame Sarkozy que el castigo es la primera etapa de la prevención. Hay que recordar que vivimos en una época en la que hay investigaciones en curso para identificar los genes del Mal con vistas a extirparlos del individuo antes de que nazca[4]. Lo bueno de las operaciones preventivas es que no hace falta justificarlas demasiado. Lo malo es que si dejamos volar la imaginación, aquí no se libra nadie...]

‘Operación Pandora’
Fuentes policiales han resaltado la importancia de la operación Piñata, una de las más importantes de este tipo llevadas a cabo por la Policía Nacional, que ya el 16 de diciembre de 2014 detuvo a 11 presuntos miembros de los GAC, a los que se atribuyeron varios atentados con artefactos explosivos.
La operación practicada en Barcelona, Manresa, Sabadell y Madrid, y denominada Pandora, fue dirigida por el juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez, que finalmente ordenó cárcel sin fianza para siete de ellos y medidas cautelares para los demás.
[Sobre esta ejemplar Operación Pandora me ocupé aquí el mismo día que tuvo lugar. Decidí tomarla a broma porque era eso o liarse a patadas con el mobiliario y defecar encima del santoral. Le siguió una Pandora II aún más ridícula, pues ya nos recordó aquel que nunca segundas partes fueron buenas]
Además de los atentados de la Almudena y el Pilar, grupúsculos anarquistas pudieron ser también los autores del envío, en meses anteriores, de varios paquetes con explosivos a personas  relacionadas con la Iglesia, entre ellos dos “consoladores” con explosivos remitidos al arzobispo de Pamplona y al director de un colegio de Madrid, que explotó en Correos.
[No recuerdo haber leído lo de los consoladores y me extraña que se me haya olvidado]

Hasta ahí la noticia del 2015. La aparecida el día uno de este mes la copio de la página de Europa Press. ¿Por qué? Pues simplemente porque ninguno de los periódicos que presentó la anterior con gran despliegue tipográfico ha estimado conveniente recoger esta.

El juez archiva la causa contra anarquistas detenidos en la ‘Operación Piñata’
El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, Manuel García Castellón, ha archivado la causa abierta desde 2015 en el marco de la denominada ‘operación Piñata’ que motivó el ingreso en prisión preventiva de cinco anarquistas a los que se acusaba de integración en organización terrorista por participar en determinados actos de sabotaje, han informado fuentes jurídicas a Europa Press. A los pocos meses tres de ellos salieron en libertad ante la falta de indicios concretos contra ellos.
El anterior juez central número 6, Eloy Velasco, fue el que inició la causa y les acusó indiciariamente de formar parte de los Grupos Anarquistas Coordinados (GAC), que habían participado en “actos de coordinación y promoción de sabotajes y daños en 114 cajeros” y guardaban fotografías de “policías y comisarías” como posibles “objetivos” de sus ataques.
[¡Lo que hay que ver! Por el camino “cuatro ataques a otras sucursales bancarias” se habían convertido en 114... Bien es cierto que en este caso habían pasado de ataques en sí a coordinaciones y promociones, lo que quiera que sea eso]
El archivo de la causa responde a que no ha podido acreditarse suficientemente que los investigados fueran autores de los hechos investigados.
Los tres, junto a los otros 12 detenidos en la operación, habían sido imputados inicialmente por un delito de integración en organización terrorista por pertenecer a un grupo “de tipo inserruccionista [sic] anarquista” que tenía la finalidad de “subvertir el orden público y alterar gravemente la paz pública”.
[Ya lo he escrito antes, nunca han existido los Grupos Anarquistas Coordinados. Las únicas siglas GAC que han tenido existencia correspondían a una marca de bicicletas y ciclomotores que pasó a a mejor vida en los ochenta junto con alguna otra como Torrot. Aunque, a diferencia de GAC, Torrot ha sido resucitada artificialmente hace unos años y es una de las empresas que se ha llevado la sede social de Cataluña]
También se investigaba si los detenidos, a los que se incautaron manuales de fabricación de explosivos, tenían relación con los ataques que se produjeron en 2013 en la catedral de la Almudena de Madrid y la basílica de El Pilar de Zaragoza.

Hasta aquí la noticia.
Por completar la información, Pandora y Pandora II fueron archivadas hace tiempo.
La pregunta es: ¿por qué, en unos días en los que la noticia más excitante era ver a la princesa Leonor comiendo sopa, ninguno de los periódicos que reprodujo una decisión judicial con grandes alharacas ha encontrado el menor espacio para recoger la otra?
Alguien dirá que la pregunta es ingenua y dirá muy bien. Porque ingenuo en latín significaba el nacido libre. Literalmente, el que no se arrodilla.





[1] Apareció en todos los periódicos conocidos con variantes menores, transcribo esta por pura comodidad pero quien quiera es libre de hacer una búsqueda. Como pequeña nota histórica, añado que la agencia debe su nombre a dos de las efes más importantes del siglo XX español, la de Francisco y la de Franco. O eso se ha dicho siempre...
[2] Era muy divertido observar su malestar creciente cuando se les gritaba aquello de “Secreta, idiota, ¿te crees que no se nota?”. Hablo de aquella época legendaria en la que había manifestaciones en Barcelona...
[3] Concha Montserrat: “Una bomba casera causa destrozos en la basílica de El Pilar de Zaragoza”, El País, 02/10/13.
[4] Una vez más, me veo obligado a anotar que no me lo invento, aunque lo pueda parecer...

lunes, 29 de enero de 2018

CÓMO FABRICAR UN NUEVO HÉRCULES EN SEIS MINUTOS




Se cuenta que cuando Alfonso XII hizo su entrada triunfal en Madrid se emocionó al ver el entusiasmo con el que aplaudía un hombre y se detuvo a darle las gracias. Esto no es nada, dijo el otro ¡si viera cómo aplaudíamos el día que echamos a su madre!
Cierta o no, esta historia muestra bien que en España la monarquía es una institución muy querida y valorada hasta que deja de serlo. Si hacemos una lista de los Borbones[1] reinantes desde la Guerra de la Independencia hace ya dos siglos , Fernando VII no fue expulsado, Isabel II sí, Alfonso XII no, Alfonso XIII sí y Juan Carlos I no. Si se mantiene la cadencia, a Felipe VI le tocará hacer las maletas...
Sí, es cierto que al final la familia siempre ha vuelto, pero si la primera vez fue apenas un lustro, la segunda fue casi medio siglo el que tuvieron que esperar, así que mejor no pensar en lo que podría significar una tercera expulsión. Y si hay alguien que lo recuerde bien son ellos mismos, pues el único argumento para sostener su posición lo proporciona la memoria. Así que tras su último regreso volvieron preparados y aparte de las leyes que prácticamente les blindaban pero no servían para acrecentar la simpatía hacia sus personas, decidieron apostar fuerte por la prensa y hay que reconocerles que no fue mala elección.
En 1975 había un periódico monárquico, el ABC. Cierto que no ahorraba las alabanzas al Caudillo pero tampoco lo hacía el futuro rey Juan Carlos, de quien se ha dicho que no tolera que se hable mal de Franco en su presencia. Es una de las pocas ocasiones en que se puede decir que ha sido agradecido con alguien.
Aparte del ABC, había un buen montón de periodistas bien situados que habían hecho carrera a base de alabar a quien había que alabar en cada momento y vituperar a los caídos en desgracia. Estos formaban una base de reclutamiento aún mejor que la del ABC, pues a ninguno de ellos le entraría la tentación de reivindicar a Don Juan o alguna locura similar. Habían probado con creces su disposición a arrimarse al sol que más calentara ese día sin miedo a escupir sobre lo escrito el día anterior.
El escalón siguiente lo constituían periodistas jóvenes sin una posición consolidada pero que habían aprendido de sobra las tretas de sus maestros. Hoy les llamaríamos becarios. Eran los llamados a construir el muro de baba tras el que proteger a la Familia Real.
Aparte también había periodistas de oposición, aunque aquí cabe el debate legítimo de hasta qué punto puede ser oposición la que escribe en un medio que se edita bajo una dictadura. De estos, unos pocos se fueron a su casa. Otros, pocos también, se dieron a escribir “en clave”, herederos de una práctica común en las dictaduras que es la de “leer entre líneas”, lo que a veces llevaba a situaciones cómicas.  Pero los más de estos opositores eligieron “evolucionar” poco a poco, sin que se viera mucho la trampa, y uno de ellos acabaría por inventar la brillante fórmula “no soy monárquico, soy juancarlista”[2].
Llamar vergonzoso al comportamiento de esta tropa sería decir muy poco.  Últimamente se ha hecho pública una de tantas historias zafias que cabe atribuir a Don Juan Carlos, la de aquella ocasión en que tiraron por la borda del yate real a una modelo porque Doña Sofía estaba a punto de llegar[3]. La conocemos porque la ha contado recientemente la prensa italiana pero la deducción lógica es que si la conoce la prensa italiana, la española la conocerá con más razón. Y si Doña Sofía se acercaba al barco para reunirse con Don Juan Carlos es que la historia es rancia de cojones, porque hace décadas que la Real Pareja se evita cuidadosamente[4]. Pues bien, estamos hablando de unos cínicos consumados que hasta hace cuatro días hablaban del “matrimonio ejemplar” que formaban Don Juan Carlos y Doña Sofía.
Pero, pese al muro de silencio y el torrente de baba, hacía falta algo más. Está bien no haber roto un plato pero no puedes esperar que pasen cuarenta años alabándote por ello, es preciso hacer algo. Obrar.
Hay tres categorías de hombres virtuosos: los mártires, que son los que sufren, los santos, que dan ejemplo y los héroes, que hacen. Llegó un momento en que el proceso de canonización en vida mostró sus límites, entre otras razones porque se multiplicaban los Abogados del Diablo. Como el rey emérito no es de mucho sufrir, era más lógico intentar acomodarle en la categoría de héroe y la oportunidad llegó cinco años, tres meses y un día después de haber sido coronado, con motivo de lo que los periodistas, tan amigos de las fórmulas, llaman la intentona golpista del 23 F.
Su momento de gloria, aquel en el que se ganó la Corona, según otra de las fórmulas periodísticas al uso, fue la retransmisión por televisión de un discurso grabado en el que mostraba su adhesión al orden constitucional y anunciaba habérselo transmitido así a los máximos jefes militares cuando ya hacía horas que era evidente que el golpe no iba a triunfar[5]. Me pregunto cuáles eran las alternativas... ¿no haber hablado? ¿haber sido ambiguo? ¿apoyar el golpe derrotado? En ese sentido Juan Carlos marcó tendencia. Hoy está aceptado que se premie a los jefes sólo por hacer su trabajo pero entonces no era tan común.
En realidad tengo la impresión de que la elaboración del mito es posterior[6]. Después del 23 F se comentaba más bien su papel ambiguo y el consejo de guerra a los golpistas no ayudó a despejar las dudas... Lo ubicaría más bien en algún momento de la presidencia de Felipe González, al tiempo que se forjaba La Transición como “versión oficial”, que fue creándose poco a poco y, aunque parezca frívolo, coincidente con la conversión de los chistes del Rey en los chistes de Morán[7].
Sea como fuere, es claro que sienta un precedente. Si el padre tuvo su 23 F para justificar su posición, el heredero no puede ser menos. Y aunque es cierto que apenas lleva tres años y medio en el trono, también es verdad que cuando su padre se “ganó la corona” tenía cuarenta y tres años y este va a hacer cincuenta...  Lo que me llama más la atención es que su momento de gloria tenga que ser calcado al de su padre, un discurso televisado en una situación extraordinaria.
Cierto que en este caso extraordinaria pero poco dramática. El balance de daños del 23 F no registró ni un solo herido leve ni el mínimo daño material, salvo los famosos desconchones en el techo del Congreso producidos por las ráfagas de los guardias civiles en un momento de excitación. Visto así, ahora estaban los famosos mil heridos... Pero en el caso de Juan Carlos, al menos aún nos enfrentábamos a un intento de golpe de estado como tal, por patético y ridículo que fuese. Había allí una gente armada intentando tomar el poder aunque, como bien apuntaron Miquel Amorós y Jaime Semprún en su momento, la gran diferencia fuera que cuando se produjo el intento de golpe de estado del 18 de julio de 1936 la gente salió a la calle a pararlo (o aplaudirlo) mientras en 1981 la gente corrió a casa a seguirlo por la radio[8].  
Es verdad que se hablaba de golpe de estado desde que en setiembre los independentistas catalanes alteraron a su capricho el reglamento del Parlament para conseguir sus fines secesionistas pero difícilmente puede encajarse un intento de secesión en la categoría de un golpe de estado, pero la prensa hace tiempo que no atiende demasiado al rigor conceptual. En este caso parece que se busca el mimetismo a toda costa: si el padre paró un golpe con un discurso televisado, del hijo se espera lo mismo. Y de paso limpian la mala imagen de la dinastía, pues Alfonso XIII tuvo que salir al exilio por haber apoyado al golpista Primo de Rivera[9]... El caso es que Felipe apareció por la tele y habló durante 362 segundos y con eso, al parecer, ya se ha ganado el trono.
Resulta curioso comprobar cómo el paso del tiempo entre el discurso del padre y el del hijo altera algunos razonamientos. Felipe dice que “Esas autoridades han menospreciado los afectos y los sentimientos de solidaridad que han unido y unirán al conjunto de los españoles, y con su conducta irresponsable incluso pueden poner en riesgo la estabilidad económica y social de Cataluña y de toda España”[10]. Está claro que si en 1981 Juan Carlos hubiera dicho que criticaba el golpe porque podía ser perjudicial para la economía se hubieran reído de él y por ello se abstuvo de decir semejante cosa. Pero hoy, que casi todos vivimos en el alambre, ese dato puede ser mucho más motivador que la integridad de una constitución de cuyos artículos los gobernantes se ríen a diario.
He encontrado una crónica épica que transmite con intensidad el proceso de creación del discurso que eleva a la categoría de imprescindible al rey Felipe[11].  Ya el comienzo es impagable: “Ese martes se levantó temprano y desayunó con su mujer y sus hijas en el complejo de La Zarzuela, como siempre que está en Madrid durante la semana. La historia, al final, es una mezcla de rutina doméstica y de hechos extraordinarios[12]”. Es probable que se deba a la premura de tiempo pero en el relato abundan las incongruencias. Por ejemplo, dice que “En Zarzuela se escribe a varias manos (...) Todo, también las palabras elegidas y el orden de inclusión, es fruto del trabajo de equipo” y se supone que el equipo lo forman, aparte del Rey, el abogado del estado Jaime Alfonsín Alfonso (gallego de 62 años), Domingo Martínez Palomo, teniente general de la Guardia Civil (andaluz “criado en Murcia” de 63 años) y el periodista Jordi Gutiérrez Roldán (catalán de 58 años)  y deja claro que “A última hora de la mañana, el documento está listo para el visto bueno final”. El visto bueno es el de Rajoy que es el malo de la película, como pronto veremos. Sin embargo, en el mismo párrafo, Romero escribe que “Se graba rápido, el rey tiene interiorizado el discurso desde hace días”. Y lo subraya con negrita... La pregunta es cómo puede tener interiorizado desde días atrás un discurso escrito en comandita esa mañana pero Romero también escribe que “Felipe VI se asoma a la pantalla, como llevan haciendo los reyes más de medio siglo para felicitar la Navidad o hacer una declaración excepcional”. ¿Hace más de medio siglo? Está claro que esta mujer tiene un pequeño problema con la cronología.  Desbarajustes temporales aparte, “El rey guardó las formas institucionales durante 48 horas: dejó que hablara primero el presidente del Gobierno el domingo por la noche, cuando Rajoy negó la existencia del referéndum que todos pudimos ver en directo en las televisiones” y el pobre Felipe hasta pagó un precio físico: “es un hombre prematuramente envejecido con barba cana y patas de gallo. Algunos dicen que su aspecto se debe al enorme esfuerzo que realiza por no levantar la voz, por tragarse sapos con deportividad, por ganarse a pulso el sobrenombre del Paciente, como su abuelo materno, Pablo[13]”.
¿Sus enemigos? Un “Madrid pequeño formado por periodistas, políticos, funcionarios, asesores y correveidiles. Lo que en Zarzuela se denomina “la burbuja” y de la que el rey se siente tan distante. Una Almendra Central que abarca todo lo que ocurre dentro de la M 30, el cinturón que separa a la capital del reino, la de los coches oficiales y los restaurantes caros, de la España normal. Un territorio físico y mental parecido al cinturón que existe en Washington DC, el famoso beltway del que se nutrió el populismo de Trump”.
Resumiendo, que los de los coches oficiales y restaurantes caros estaban contra Felipe y querían verle caer, no en vano votarían a Trump de vivir en Estados Unidos. Cualquiera diría que si esa Almendra Central  estuviera en contra no haría falta que un bigotón tricornudo entrara en el congreso dando voces pero ¿quién puede oponerse a análisis políticos tan finos?

La dinastía de los Austrias se dio a reivindicar a Hércules como uno de los precedentes mitológicos de la monarquía hispana. Felipe IV encargó una serie sobre los trabajos de Hércules a Zurbarán de la que hoy se conservan diez lienzos en el Museo del Prado. En honor a la verdad, no constituyen su mejor trabajo...
Hércules es también uno de los protagonistas de la preciosa ópera breve de Sebastián Durón La guerra de los gigantes, escrita hacia 1700 y considerada una apología de Felipe V, entonces en guerra con Carlos de Austria[14].
Heracles, más conocido por su nombre romano Hércules, fue el mayor de los héroes griegos y para ganar semejante reconocimiento, tuvo que afrontar doce trabajos que desafiaban cualquier capacidad. De entre todos ellos, mi favorito es el quinto, el menos “heroico”. Le ordenaron limpiar los establos de Augias, rey de Élide, y atesoraban tal cantidad de mierda que tuvo que desviar los cursos de los ríos Alfeo y Peneo para poder limpiarlos con la fuerza sumada de sus corrientes. Aunque yo no entiendo de almendras, avellanas o nueces, me parece un ejemplo a imitar.





[1] Cuando Juan Carlos recibió a Condoleeza Rice le dijo “Hola, señora Arroz”. Ella le podía haber respondido “Good morning, Mr. Bourbon”, porque es exactamente la misma palabra. Como decía aquel personaje de la tele, “yo digo lo mismo que él, pero a él le llaman campechano y a mí gañán”.
[2] Que hoy recuerda otra simpleza similar, lo de “soy independentista pero no nacionalista”. En cuanto a las situaciones cómicas, hubo quien consideró en su momento que la serie infantil “Pippi Calzaslargas”  era un gol que los anarquistas habían conseguido colar a la única televisión existente entonces. O al menos eso ha dicho alguna vez el ex humorista Forges.
[3] Jamás olvidaré la rotunda frase que me dijo una vez una modelo profesional: a cualquier cosa le llaman modelo.
[4] No hay que ser muy listo para darse cuenta de que la Reina Emérita prácticamente ha olvidado el castellano.
[5] Entre medias de la película La princesa y el pirata, protagonizada por Bob Hope. Si no recuerdo mal, al comenzar la película Hope aparece diciendo “yo salgo luego, y hago de cobarde”. Pese a lo avanzado de la hora y mi corta edad, tuve permiso para quedarme levantado esa noche...
[6] Es un hecho que merecería una investigación detallada, porque creo que de ella se derivarían lecciones muy interesantes, pero ahora mismo necesitaría un tiempo y unos medios de los que no dispongo para realizarla con la seriedad que requiere.
[7] Fernando Morán fue ministro de Exteriores con Felipe González. Según se dice, era inteligente y soberbio, así que es de imaginar cómo se sintió cuando le adjudicaban acciones atribuidas al Rey Emérito, aunque fueran de mentirijillas.
[8] Hoy todo se desdibuja pero aquella fue conocida como “la noche de los transistores”. Hay gente que recuerda haber visto en directo la entrada de Tejero en el Congreso cuando en realidad esas imágenes sólo se ofrecieron a partir del día 24.
[9] Y salió tan rápido que olvidó a su mujer en Madrid. Ella jamás se lo perdonó.
[10] El discurso completo lo publicó El País el 05/10/17 bajo el título “Discurso completo del Rey sobre Cataluña”.
[11] Ana Romero: “La forja de un rey en sólo seis minutos”, El Mundo, 14/01/18. Al parecer, es un avance de un libro titulado El rey ante el Espejo, puesto a la venta el 16 de enero.
[12] En un texto que reproduje en 2015 ya quedaba clara la importancia que la familia da al desayuno: “Los Borbón – Ortiz son de desayunos completos y calmados, no les van las prisas. (...) el diálogo forma parte de su modelo de educación (...) “Doña Letizia es una experta en nutrición, a la que le interesa el procedimiento dietético y científico de la cocina (...) Ha guisado desde niña, y su padre, Jesús Ortiz, es un grandísimo cocinero”.
[13] Rey de Grecia donde, pese a sus desgracias actuales, no echan de menos a los reyes lo más mínimo. Serán desagradecidos...
[14] Pese a ser el maestro de capilla de Felipe hoy diríamos el director de su orquesta y su compositor residente , Durón simpatizaba secretamente con el archiduque Carlos y cuando este se hallaba a las puertas de Madrid sacó a los músicos de su rival a cantar el Te Deum en acción de gracias. Se precipitó. Carlos no llegó a entrar en la capital y Durón quedó señalado por su imprudencia. Tuvo que exiliarse a Francia y aunque Felipe, conocedor de su talento, le perdonó, Durón no regresó. Hechos como este deberían hacer replantearse a los catalanistas su visión simplista de la Historia, pero está claro que ni se los van a enseñar en su escuela ni los van a ver en su televisión...